MARCOS
ALONSO

“Con frecuencia, asociamos la respiración a la libertad y a esa paz interna que precede a la felicidad. Escribir, también, es una forma de respirar, una forma de llenar tus pulmones de sueños”.

Ver libros

"Esta vez tenía que haber sido igual, pero el golpe por la espalda, que apenas sintió, fue un golpe de odio, el que produce esa fuerza brutal que arranca el alma en un grito desgarrador, la que hace sonreír histriónicamente, victorioso, hasta desgajarse de la cara un gesto terrible, inhalando un aire que devuelve la vida, como si hasta ahora, Artemi, hubiese estado muerto."

Andamana, la reina mala

BIO
MARCOS ALONSO

Escritor de novela y relatos, amante de la poesía nacido en Carrizal de Ingenio, Gran Canaria en 1963

Biografía

Lcdo en Geografía e Historia por la Facultad de La Laguna, Profesor de Secundaria en el IES Joquín Artiles. Desde joven escribe poesía y desde 2008 también narrativa.

Ha escrito la novela colectiva “Oscurece en Edimburgo” (2011); y “Andamana, la reina mala” (2013); ha publicado diversos relatos en publicaciones colectivas: “La otra Navidad”, “Con un par de narices”, “Historias de portería” “¿Vacaciones?, si tú supieras…”. Ha publicado diversos microrrelatos, relatos poemas en los cinco números de la revista literaria Esfera Cultural (2009-2012).

Seleccionado un poema para el libro colectivo de “Poetas canarios en EL Hierro” WPM, 2012 y en el libro colectivo “Con otra mirada”, 2011. Escribe artículos de opinión, narrativa y poesía en su blog personal “Tintaentrepapeles”; colabora asíduamente en la revista La Esfera Cultural y en el blog del mismo nombre y ha participado en otros blogs como Órbita literaria.

Dirige el blog “El lagarto escribidor” del Club de lectura del IES Joaquín Artiles. Recientemete ha participado en el libro colectivo “Los despojos del REC” (Barcelona, 2014), en el que participan 70 microrrelatistas de toda España y otros tantos ilustradores.

Tiene un libro de relatos que se publicará próximamente “Historias de microtintas” y está ultimando su segunda novela “Tras la sonrisa”. READ MORE

RESEÑAS

Marcos pone en situación al lector en las primeras páginas, presentándonos poco a poco a los personajes para luego aumentar progresivamente el ritmo narrativo hasta llevarnos a un no-poder-parar-de-leer, con ese estilo tan propio de él, tan directo, recurriendo a la ironía para arrancarnos una sonrisa o a la poesía para meternos un paisaje o una escena en vena. Ventajas que tiene lo de ser un escritor de amplios registros.

La vida en sorbos

"Aunque no se trata de una novela histórica, se recrea en mitos, hechos, personajes y lugares de Canarias de distintas épocas, dándole una atmósfera un tanto confusa y anacrónica, ya que aparecen elementos prehistóricos, modernos o actuales con la intención de parodiar el contexto sociopolítico actual"

TE GUSTA LEER


"Marcos Alonso consigue con extraña habilidad que el lector se olvide de que la trama que se construye ante sus ojos la protagonizan personajes del siglo XV, aunque tampoco lo oculta. Para ello utiliza una técnica sorprendente —más en un profesor de historia—. En el prefacio, y después de una intensa, lírica y hermosa descripción de la isla, leemos estas palabras, que podrían servir como advertencia, para lo que más tarde nos encontraremos"

PAVESAS Y CENIZAS

La trama se va desarrollando a través de diversos escenarios de la isla de Gran Canaria, sobre todo en los macizos montañosos, y en la isla de La Gomera, donde Marcos Alonso lleva a la protagonista hasta La Fortaleza.

La Voz de La Gomera

[...] Fue, entonces, cuando todos dirigieron sus miradas sobre la gran piedra, en la que el amasijo ensangrentado era irreconocible, mientras la madre no dejaba de gritar y golpear sin descanso. Paralizados, sus mentes atormentadas se dieron cuenta que aquel infanticidio no era peor que todo lo que ellos habían hecho esa noche. Silenciosos y avergonzados, abandonaron el lugar entre remordimientos y lágrimas en los ojos. Aún durarían algunos minutos los golpes y gritos que rompían el silencio de la noche.[...]

Andamana, la reina mala